fb pixel
Cerrar
brand
asesor
asesor
asesor

¡Hola!👋

¿Cómo podemos ayudarte?

whatsapp

Hablemos en Whatsapp

+57 315 31 06 663

arrow-right
headset-call

Llamar ahora

064 333 60 25 728

arrow-right
copy-alt

Como califacarías su experiencia?

Enviar sugerencia

arrow-right
copy-alt

Copiar número de teléfono

315 31 06 663

arrow-right
asesor

Ácido Zoledrónico

actúa enlenteciendo la degradación del hueso, aumentando su grosor y disminuyendo la cantidad de calcio que los huesos liberan en la sangre

comment-info.svg

No especificado

bifosfonatos; fármacos que afectan la estructura del hueso y la mineralización

file-prescription.svg

Venta con fórmula médica

El ácido zoledrónico pertenece a la clase de medicamentos conocidos como bifosfonatos, los cuales poseen un mecanismo de acción enfocado en la regulación del metabolismo óseo. Mediante la inhibición de la resorción ósea, estos fármacos contribuyen a una disminución en la liberación de calcio desde los huesos al torrente sanguíneo, fomentando así la retención de la densidad ósea y promoviendo una estructura ósea más robusta y menos susceptible a fracturas y otras afecciones. La relevancia del ácido zoledrónico en el tratamiento de condiciones que implican deterioro óseo, como la osteoporosis, la enfermedad ósea de Paget, y la hipercalcemia asociada a cáncer, reside en su capacidad para fortalecer los huesos y, en ciertos contextos, aliviar el dolor óseo, mejorando significativamente la calidad de vida de quienes padecen estas condiciones.

La administración de este medicamento se realiza mediante infusión intravenosa, lo que requiere un entorno clínico adecuado y personal especializado para garantizar la correcta dosificación y monitoreo del paciente. Aunque el tratamiento con el ácido zoledrónico ha demostrado ser efectivo en la prevención y manejo de diversas alteraciones óseas, es esencial el seguimiento meticuloso y la evaluación periódica por parte del equipo médico para ajustar el tratamiento según las necesidades individuales y minimizar los riesgos asociados a los efectos adversos. La decisión de iniciar el tratamiento debe basarse en una cuidadosa consideración de los beneficios potenciales frente a los riesgos, siempre priorizando el bienestar y la seguridad del paciente.

⚠️   Advertencia

El ácido zoledrónico es un medicamento que debe ser administrado y supervisado por profesionales de la salud en un entorno controlado debido a la meticulosidad requerida en su aplicación y los posibles efectos adversos. Presenta un perfil que lo ubica dentro de los fármacos cuyo manejo debe ser cuidadoso, otorgándole un carácter especial en cuanto a su prescripción y administración. Este fármaco requiere la evaluación precisa de los profesionales de la salud para determinar su pertinencia basada en la condición clínica del paciente, exigiendo un seguimiento continuo para ajustar el tratamiento según la respuesta y los eventuales efectos colaterales observados. La automedicación o el uso inadecuado del mismo pueden resultar en consecuencias severas para la salud, por lo cual se insiste en su administración bajo estricta supervisión médica. Se recomienda la discusión abierta con el equipo de atención médica sobre su historial clínico, así como cualquier duda o inquietud que pueda surgir a lo largo del tratamiento, para así garantizar la máxima seguridad y eficacia del tratamiento con el ácido zoledrónico.

Ícono de preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre

Ácido Zoledrónico

El ácido zoledrónico se utiliza para prevenir o tratar la osteoporosis en hombres y mujeres, para tratar la enfermedad ósea de Paget y para corregir altas concentraciones de calcio en la sangre, las cuales pueden ser ocasionadas por algunos tipos de cáncer.
El medicamento se encuentra disponible en solución para inyección y debe ser administrado por una enfermera en una IPS, a través de una infusión continua por un catéter insertado en una vena por al menos 15 minutos. El número y la secuencia de aplicaciones depende del tipo de condición clínica a tratar. Se recomienda tomar suplementos de calcio y vitamina D durante el tratamiento y asegurarse de beber al menos 2 vasos de agua u otro líquido antes de recibir el ácido zoledrónico.
Además de su uso principal para tratar y prevenir problemas relacionados con los huesos, el ácido zoledrónico es recomendado en guías de práctica clínica para la prevención de eventos esqueléticos en pacientes con cáncer de próstata avanzado con metástasis óseas y para ser administrado de manera rutinaria en pacientes con cáncer de mama metastásico y compromiso óseo.
Antes de usar este medicamento, informe a su médico sobre posibles alergias al ácido zoledrónico, condiciones de salud actuales o pasadas, especialmente problemas dentales, enfermedades de la glándula paratiroidea, del riñón o del hígado. Informe también sobre cualquier otro medicamento que esté tomando. Se recomienda realizar un examen odontológico completo antes de empezar el tratamiento y usar un método anticonceptivo confiable para evitar el embarazo.
Durante el tratamiento, su médico le recetará un suplemento de calcio y un complejo multivitamínico que contenga vitamina D, los cuales deberá tomar todos los días.
El ácido zoledrónico se administra en un entorno clínico bajo supervisión, por lo que es poco probable que se olvide una dosis. Sin embargo, si tiene una cita programada y no puede asistir, contacte a su médico para reprogramar lo antes posible.
Los posibles efectos secundarios incluyen picazón, enrojecimiento, dolor o inflamación en el sitio de inyección, problemas oculares, molestias gastrointestinales, agitación, depresión, fiebre o signos de infección, entumecimiento o hormigueo, pérdida del cabello, dolores óseos o articulares severos. Síntomas graves que requieren atención inmediata incluyen dificultad para respirar, dolor en el pecho, latidos cardíacos irregulares, sangrado inusual, problemas dentales graves, o una posible fractura de fémur.
Este medicamento generalmente se administra en un entorno hospitalario, por lo que no será almacenado o desechado por el paciente. Sin embargo, es importante seguir las indicaciones del personal médico o de la farmacia sobre cómo manejar cualquier residuo de medicamento o material utilizado para la administración.
En caso de sobredosis se debe buscar atención médica de emergencia inmediatamente. El personal médico se encargará de manejar la situación, que podría incluir el monitoreo de niveles de electrolitos y medidas de soporte.
Es importante mantener un excelente cuidado dental antes y durante el tratamiento con ácido zoledrónico, incluyendo visitas regulares al odontólogo. Si queda embarazada durante el tratamiento, contacte a su médico inmediatamente. También es posible que experimente síntomas parecidos a la gripe tras la administración del medicamento.
Icono de pastillas

Indicaciones para

Ácido Zoledrónico

Consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamento. A continuación se detallan las indicaciones de Ácido Zoledrónico, pero su uso debe ser supervisado por un profesional de la salud.

  • Pertenece a una clase de medicamentos llamados bifosfonatos, que actúan enlenteciendo la degradación del hueso, aumentando su grosor y disminuyendo la cantidad de calcio que los huesos liberan en la sangre.
  • Se utiliza para prevenir o tratar la osteoporosis en hombres y mujeres, para tratar la enfermedad ósea de Paget y para corregir altas concentraciones de calcio en la sangre; estas pueden ser ocasionadas por algunos tipos de cáncer.
  • El ácido zoledrónico no es una quimioterapia contra el cáncer y tampoco retrasa ni detiene la propagación del mismo. Se utiliza para tratar la enfermedad de los huesos en pacientes con cáncer.
Icono de efectos secundarios

¿Cuáles son los efectos secundarios del

Ácido Zoledrónico?

Los medicamentos, mientras tratan ciertas condiciones de salud, pueden llevar consigo efectos secundarios. Entre los más comunes se encuentran la picazón, dolor o inflamación en el sitio de la inyección, náuseas, vómitos, diarrea, dolor estomacal, y dificultades para dormir. Síntomas serios incluyen sarpullido, urticaria, dificultad para respirar, y dolor en el pecho. Otros efectos pueden ser fiebre, pérdida de cabello, y dolores en huesos. Es crucial informar a su médico sobre cualquier efecto secundario que experimente, especialmente si se vuelven severos o no desaparecen con el tiempo. La vigilancia y la comunicación con su profesional de la salud son claves para manejar estos síntomas y ajustar el tratamiento de ser necesario. Los bifosfonatos, como ácido zoledrónico, usados en algunos tratamientos pueden aumentar el riesgo de complicaciones óseas, por lo que se recomienda una buena higiene oral y visitas regulares al odontólogo.

Efectos secundarios comunes

  • Picazón, enrojecimiento, dolor o inflamación en el lugar donde le aplicaron la inyección
  • Enrojecimiento, hinchazón o picazón o inflamación en los ojos u ojos llorosos
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Acidez estomacal
  • Llagas en la boca
  • Agitación
  • Depresión
  • Dificultad para dormir o para permanecer dormido

Otros efectos secundarios

  • Fiebre, escalofríos o toz y otros signos de infección
  • Manchas blancas en la boca
  • Inflamación, enrojecimiento, irritación de la vagina o ardor o comezón en esta
  • Flujo vaginal blanco
  • Entumecimiento, u hormigueo por la boca en los dedos de las manos o de los pies
  • Pérdida del cabello
  • Intensos dolores en los huesos, los músculos o las articulaciones

Efectos secundarios graves

  • Sarpullido
  • Urticaria
  • Comezón
  • Inflamación de los ojos, la cara, los labios, la lengua, la garganta, las manos, los brazos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • Ronquera
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Dolor en la parte superior del pecho
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Espasmos musculares, contracciones o calambres
  • Sangrado o moretones anormales
  • Dolor o hinchazón en las encías
  • Dientes flojos
  • Entumecimiento o sensación de pesadez en la mandíbula
  • Dolor en el muslo que no cede y que le impide moverse.
  • Llaga en la boca o la mandíbula que no cura

Efectos secundarios reportados

  • Picazón, enrojecimiento, dolor o inflamación en el lugar donde le aplicaron la inyección
  • Enrojecimiento, hinchazón o picazón o inflamación en los ojos u ojos llorosos
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Acidez estomacal
  • Llagas en la boca
  • Agitación
  • Depresión
  • Dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • Sarpullido
  • Urticaria
  • Comezón
  • Inflamación de los ojos, la cara, los labios, la lengua, la garganta, las manos, los brazos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • Ronquera
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Dolor en la parte superior del pecho
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Espasmos musculares, contracciones o calambres
  • Sangrado o moretones anormales
  • Dolor o hinchazón en las encías
  • Dientes flojos
  • Entumecimiento o sensación de pesadez en la mandíbula
  • Dolor en el muslo que no cede y que le impide moverse.
  • Llaga en la boca o la mandíbula que no cura
  • Fiebre, escalofríos o toz y otros signos de infección
  • Manchas blancas en la boca
  • Inflamación, enrojecimiento, irritación de la vagina o ardor o comezón en esta
  • Flujo vaginal blanco
  • Entumecimiento, u hormigueo por la boca en los dedos de las manos o de los pies
  • Pérdida del cabello
  • Intensos dolores en los huesos, los músculos o las articulaciones

¿Cuáles son los riesgos y advertencias del

Ácido Zoledrónico?

Consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamento. A continuación se detallan las indicaciones de Ácido Zoledrónico, pero su uso debe ser supervisado por un profesional de la salud.

  • Antes de usar este medicamento, informe a su médico si: Es alérgico al ácido zoledrónico, a cualquier otro medicamento o a alguno de los componentes de este medicamento
  • Tiene o alguna vez ha tenido la boca seca, orina oscura, disminución de la sudoración, piel seca y otros signos de deshidratación o recientemente ha tenido diarrea, vómitos, fiebre, infección, sudoración excesiva o ha sido incapaz de tomar suficientes líquidos.
  • Ha sido tratado con ácido zoledrónico u otros bifosfonatos en el pasado.
  • Se ha sometido a ciertas cirugías de la glándula paratiroides o tiroides o le han quitado partes del intestino delgado.
  • Tiene o ha tenido insuficiencia cardíaca, anemia, cualquier afección que impida la coagulación normal de la sangre, niveles bajos de calcio, magnesio o potasio en sangre, condiciones que evite que su cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos, problemas en la boca, los dientes o las encías, infecciones especialmente en la boca, asma o sibilancias, una enfermedades de la glándula paratiroides, del riñón o del hígado.
  • Está embarazada, planea quedar embarazada o si está amamantando.
  • Informe a su médico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos naturales está tomando o tiene planificado tomar.
  • Deberá usar un método anticonceptivo confiable para evitar el embarazo durante su tratamiento. Si queda embarazada durante el tratamiento con ácido zoledrónico, llame inmediatamente a su médico. Este medicamento puede causar daños en el feto.
  • Es recomendable que un odontólogo le realice un examen completo y le realice cualquier tratamiento necesario, incluyendo limpieza o el ajuste correcto de las prótesis dentales, antes de empezar a utilizar el zolendronato.
  • Puede tener una reacción con síntomas parecidos a la gripe a los pocos días de haber recibido una dosis de ácido zoledrónico. Es posible que su médico le recomiende un medicamento para prevenir o tratar estos síntomas.

Lista de medicamentos disponibles para

Ácido Zoledrónico

Referencias

  • YACHAY EP. Vademécum Farmacoterapéutico del Ecuador 2015. Quito; 2015.
  • Micromedex Solutions | Evidence-Based Clinical Decision Support [Internet]. [cited 2015 Aug 27]. Available from: micromedex.com
  • Sean S, editor. Martindale. The complete drug reference. 36th ed. London: The royal pharmaceutical society of Great Britain; 2009. 3694 p.
  • INVIMA. Sistema de Tramites en Linea - Consultas Públicas [Internet]. [cited 2015 Sep 18]. Available from: web.sivicos.gov.co
  • MedlinePlus - Información de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina [Internet]. [cited 2015 Aug 27]. Available from: nlm.nih.gov
  • Efectividad de teriparatide para reducir la frecuencia de fracturas vertebrales y no vertebrales, en adultos con riesgo elevado de fractura. [Internet]. [cited 2015 Dec 7]. Available from: iets.org.co
  • Guía cáncer de prostáta [Internet]. [cited 2015 Dec 8]. Available from: gpc.minsalud.gov.co
  • Guía de práctica clínica (GPC) para la detección temprana, tratamiento integral, seguimiento y rehabilitación del cáncer de mama Internet]. [cited 2016 Dec 14]. Available from: gpc.minsalud.gov.co
  • Rang H, Ritter J, Flower R. Rang y Dale. Farmacología. 7th ed. Barcelona: Elsevier Health Sciences Spain - T; 2012. 777 p.
  • Armijo J, Mediavilla A, Florez Beledo J. Farmacología humana. 6th ed. Barcelona: Elsevier Health Sciences Spain - T; 2014. 1197 p.

Pharmarket sigue rigurosas políticas de abastecimiento y se apoya en fuentes primarias incluyendo organizaciones médicas, entidades gubernamentales, instituciones educativas y publicaciones científicas con revisión por pares. Para más detalles sobre cómo aseguramos la precisión, integridad e imparcialidad de nuestro contenido, revise nuestras próximas Pautas Editoriales.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al aceptar,
aceptas nuestro uso de cookies según nuestros términos y condiciones.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia según nuestros términos y condiciones.