fb pixel
Cerrar
brand
asesor
asesor
asesor

¡Hola!👋

¿Cómo podemos ayudarte?

whatsapp

Hablemos en Whatsapp

+57 315 31 06 663

arrow-right
headset-call

Llamar ahora

064 333 60 25 728

arrow-right
copy-alt

Como califacarías su experiencia?

Enviar sugerencia

arrow-right
copy-alt

Copiar número de teléfono

315 31 06 663

arrow-right
asesor

Glibenclamida/metformina

La metformina aumenta la sensibilidad periférica a la insulina y la glibenclamida estimula la liberación de insulina del páncreas

comment-info.svg

Combinación a dosis fijas de glibenclamida y metformina

Hipoglicemiante, combinación de sulfonilurea+biguanida

file-prescription.svg

Venta con fórmula médica

La glibenclamida/metformina es un medicamento utilizado para el tratamiento de la diabetes tipo 2, especialmente en aquellos casos donde la monoterapia con otros hipoglicemiantes no ha dado resultados satisfactorios. Combina dos agentes farmacológicos efectivos en la regulación de los niveles de azúcar en sangre: la glibenclamida y la metformina.

La metformina actúa principalmente aumentando la sensibilidad del cuerpo a la insulina, facilitando así una mejor gestión de la glucosa sanguínea. Por otro lado, la glibenclamida trabaja estimulando al páncreas para que produzca más insulina. Esta combinación dual garantiza una aproximación más completa para controlar la diabetes tipo 2, mejorando significativamente la calidad de vida del paciente cuando se acompaña de dieta y ejercicio. Su prescripción debe ser evaluada y monitoreada por un profesional de la salud.

icon-pregnant

Embarazo

No se recomienda su uso en el embarazo debido al riesgo de efectos adversos en el feto.

icon-breastfeeding

Lactancia

Se debe tener cautela al usar durante la lactancia. Consulte a su médico.

icon-alcohol

Consumo de alcohol

El consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de hipoglucemia.

icon-is_dangerous

Medicamento peligroso

Este medicamento es peligroso si no se sigue la prescripción del médico. Requiere receta médica.

⚠️   Advertencia

La glibenclamida/metformina es parte esencial del tratamiento para la diabetes tipo 2, pero su uso requiere cautela y seguimiento médico. Este medicamento es de prescripción obligatoria, dado su potencial para causar hipoglucemia y la necesidad de un ajuste cuidadoso de dosis individual.

El tratamiento debe ser iniciado y supervisado por un profesional de la salud familiarizado con el manejo de la diabetes mellitus. Es crucial no alterar la dosis sin consultar previamente con su médico, ya que esto puede resultar en niveles de azúcar en sangre peligrosamente bajos o altos. Además, su uso debe ir acompañado de cambios en el estilo de vida, incluyendo dieta y ejercicio, para obtener los mejores resultados. La glibenclamida/metformina requiere receta médica.

Ícono de preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre

Glibenclamida/metformina

Se utiliza para tratar diabetes tipo 2 en los casos donde la monoterapia ha fallado.
La presentación es en tabletas, para administrar por vía oral. Generalmente se administra una, una o dos veces al día, junto con las comidas. Debe seguirse las indicaciones del médico.
Además de su principal uso en la gestión de la diabetes tipo 2, la información específica sobre usos alternativos no está proporcionada directamente, aunque puede ser considerado para cualquier otra indicación por un profesional de la salud basándose en juicio clínico.
Informe a su médico si es alérgico a la glibenclamida, la metformina o a cualquier otro medicamento. Informe sobre enfermedades cardíacas, renales o hepáticas. Evite exposición excesiva a la luz solar y consumo de alcohol. Consulte sobre otros medicamentos que está tomando.
No se proporciona información específica sobre una dieta especial, sin embargo, seguir una dieta adecuada es crucial en el manejo de la diabetes. Su médico o dietista puede ofrecer recomendaciones basadas en su condición.
Si se olvida de una dosis, tómela tan pronto como se acuerde. Sin embargo, si está cerca del momento de su próxima dosis, omita la dosis olvidada y continúe con su horario de dosificación regular. No doble la dosis para compensar la dosis olvidada.
Los efectos secundarios pueden incluir diarrea, dolor de estómago, flatulencia, indigestión, dolor muscular, y dolor de cabeza. En caso de efectos graves como dolor de pecho, sarpullido o ictericia, busque atención médica inmediatamente.
Mantenga este medicamento en su envase original, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y alejado de la luz, el calor y la humedad excesiva. Deseche apropiadamente el medicamento que no necesita o que ha caducado.
En caso de sobredosis, busque atención médica de emergencia o llame al servicio de asistencia de control de envenenamientos de inmediato.
Aunque este medicamento se prescribe para el manejo de la diabetes tipo 2, la combinación de metformina con glibenclamida puede tener riesgos de hipoglucemia. Se sugiere un monitoreo cuidadoso y seguir las instrucciones del médico atentamente.
Icono de pastillas

Indicaciones para

Glibenclamida/metformina

Consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamento. A continuación se detallan las indicaciones de Glibenclamida/metformina, pero su uso debe ser supervisado por un profesional de la salud.

  • Pertenece al grupo  de  hipoglicemiantes, en combinaciones fijas, sulfonilurea + biguanida.
  • La metformina actúa aumentando la sensibilidad periférica a la insulina, contrarrestando la producción hepática de glucosa, disminuyendo su absorción intestinal e incrementando la captación periférica de la misma. La glibenclamida es un hipoglicemiante oral que disminuye su nivel de azúcar (glucosa) en sangre, al estimular la liberación de insulina del páncreas.
  • Se utilizan para tratar diabetes tipo 2 (condición en la que el cuerpo no usa la insulina normalmente y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) en los que la monoterapia ha fallado (1,7).
Icono de efectos secundarios

¿Cuáles son los efectos secundarios del

Glibenclamida/metformina?

Los efectos secundarios de los medicamentos pueden variar significativamente, incluyendo desde síntomas menores hasta condiciones potencialmente graves. Entre los más comunes se encuentran la diarrea, inflamación, dolor de estómago, y flatulencia. Indigestión, estreñimiento, un sabor metálico desagradable en la boca, acidez, dolor de cabeza, enrojecimiento de la piel, cambios en las uñas, y dolor muscular también son efectos secundarios reportados frecuentemente. Cabe señalar que existen efectos más graves como dolor de pecho, sarpullido, ictericia, heces de color claro, orina oscura, dolor abdominal superior derecho, sangrado o moretones anormales, diarrea crónica, fiebre, dolor de garganta, e inflamación de ojos y cara. Estos efectos secundarios resaltan la importancia de la comunicación continua entre pacientes y profesionales de la salud para manejar y mitigar posibles reacciones adversas. La seguridad y el bienestar del paciente siempre deben ser la prioridad al considerar y administrar cualquier medicamento.

Efectos secundarios comunes

  • Diarrea
  • Inflamación
  • Dolor de estómago
  • Flatulencia
  • Indigestión
  • Estreñimiento
  • Sabor metálico desagradable en la boca
  • Acidez
  • Dolor de cabeza
  • Enrojecimiento de la piel
  • Cambios en las uñas
  • Dolor muscular

Efectos secundarios graves

  • Dolor de pecho
  • Sarpullido
  • Coloración amarillenta en la piel o los ojos (ictericia)
  • Heces de color claro
  • Orina de color oscuro
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Sangrado o moretones anormales
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Inflamación de los ojos, la cara, los labios, la lengua o la garganta

Efectos secundarios reportados

  • Diarrea
  • Inflamación
  • Dolor de estómago
  • Flatulencia
  • Indigestión
  • Estreñimiento
  • Sabor metálico desagradable en la boca
  • Acidez
  • Dolor de cabeza
  • Enrojecimiento de la piel
  • Cambios en las uñas
  • Dolor muscular
  • Dolor de pecho
  • Sarpullido
  • Coloración amarillenta en la piel o los ojos (ictericia)
  • Heces de color claro
  • Orina de color oscuro
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Sangrado o moretones anormales
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Dolor de garganta
  • Inflamación de los ojos, la cara, los labios, la lengua o la garganta

¿Cuáles son los riesgos y advertencias del

Glibenclamida/metformina?

Consulte siempre a su médico antes de usar cualquier medicamento. A continuación se detallan las indicaciones de Glibenclamida/metformina, pero su uso debe ser supervisado por un profesional de la salud.

  • Es alérgico a la glibenclamida, la metformina, a cualquier componente del medicamento o a otros medicamentos.
  • La metformina, raras veces, puede ocasionar una condición seria, mortal llamada acidosis láctica. Informe a su médico si es mayor de 80 años y si tiene o ha tenido un infarto, apoplejía, cetoacidosis o coma diabético, enfermedad cardíaca, renal o hepática.
  • Informe a su médico si tuvo recientemente cualquiera de las siguientes condiciones o si las desarrolló durante el tratamiento: infección grave, diarrea fuerte, vómito, fiebre, o si ha bebido menos líquidos de lo usual por cualquier motivo. Es posible que tenga que dejar de tomar metformina hasta que se recupere.
  • Si va a someterse a una cirugía, incluso una cirugía dental, cualquier procedimiento de rayos X en el que se le inyecta medio de contraste, o cualquier procedimiento médico mayor, informe a su médico que está tomando metformina. Es posible que tenga que dejar de tomar metformina antes del procedimiento y esperar 48 horas para reiniciar el tratamiento. Su médico le dirá exactamente cuándo debe dejar de tomar la metformina y cuándo deberá empezar a tomarla de nuevo.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (una afección hereditaria que provoca la destrucción prematura de los glóbulos rojos o anemia hemolítica), si tiene trastornos hormonales que afectan la glándula suprarrenal, pituitaria o tiroides, o si tiene una enfermedad del corazón, el riñón o el hígado.
  • Evite la exposición innecesaria o prolongada a la luz solar y protéjase con ropa, anteojos de sol y protector solar. La glibenclamida puede sensibilizar su piel a la luz solar.
  • Pregúntele a su médico si puede consumir bebidas alcohólicas de manera segura mientras está tomando glibenclamida. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios de la este medicamento; así como también, puede producir síntomas como: rubor (enrojecimiento de la cara), dolor de cabeza, náusea, vómito, dolor en el pecho, debilidad, visión borrosa, confusión mental, sudoración, atragantamiento, dificultad para respirar y ansiedad.
  • No debe tomar glibenclamida si está tomando bosentán.
  • Está embarazada, planea quedar embarazada o si está amamantando.

Lista de medicamentos disponibles para

Glibenclamida/metformina

Referencias

  • INVIMA. Sistema de Tramites en Linea - Consultas Publicas - Registros Sanitarios.
  • Micromedex Solutions | Evidence-Based Clinical Decision Support [Internet]. [cited 2015 Aug 27]. Available from: micromedex.com
  • YACHAY EP. Vademécum Farmacoterapéutico del Ecuador 2015. Quito; 2015.
  • Goodman LS, Hardman JG, Limbird LE, Gilman AG. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. 12th ed. S.A M-HIE, editor. Mexico. D.F.; 2011.
  • Centre Belge d’Information Pharmacothérapeutique (C.B.I.P.) [Internet]. [cited 2015 Aug 27]. Available from: cbip.be
  • Sean S, editor. Martindale. The complete drug reference. 36th ed. London: The royal pharmaceutical society of Great Britain; 2009. 3694 p.
  • MedlinePlus - Información de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina [Internet]. [cited 2015 Aug 27]. Available from: nlm.nih.gov
  • Ministerio de Salud y Protección Social. Guía de Práctica Clínica (GPC) para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la diabetes mellitus tipo 2 en la población mayor de 18 años. [Internet]. 2015 [cited 2017 Jan 13]. Available from: gpc.minsalud.gov.co
  • Ministerio de Salud y Protección Social. Guía de práctica clínica del recién nacido sano. 2013.

Pharmarket sigue rigurosas políticas de abastecimiento y se apoya en fuentes primarias incluyendo organizaciones médicas, entidades gubernamentales, instituciones educativas y publicaciones científicas con revisión por pares. Para más detalles sobre cómo aseguramos la precisión, integridad e imparcialidad de nuestro contenido, revise nuestras próximas Pautas Editoriales.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al aceptar,
aceptas nuestro uso de cookies según nuestros términos y condiciones.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia según nuestros términos y condiciones.